Su libertad es la nuestra, reflexiones sobre el caso Pablo Hasél

Su libertad es la nuestra, reflexiones sobre el caso Pablo Hasél
Su libertad es la nuestra, reflexiones sobre el caso Pablo Hasél
Su libertad es la nuestra, reflexiones sobre el caso Pablo Hasél

El rapero catalán Pablo Hasél no pudo evitar su arresto.

18 feb 2021 - 12:09 a. m. Por: Flow City

Unos 200 artistas, entre ellos Pedro Almodóvar, Javier Bardem y Joan Manuel Serrat firmaron un manifiesto en su defensa. Lo que sucede con la censura a los artistas contestatarios es una cuestion netamente politica. Nos surge la siguiente pregunta ¿De que sirven las redes sociales sino es para que sus usuarios se puedan expresar libremente?. Hasel tenía plazo hasta la noche del viernes 12 para entregarse voluntariamente y empezar a cumplir la sentencia por el delito de “enaltecimiento del terrorismo” por sus mensajes publicados entre 2014 y 2016. a continuacion sus twits:

"¡Merece que explote el coche de Patxi López!".

"No me da pena tu tiro en la nuca, pepero. Me da pena el que muere en una patera. No me da pena tu tiro en la nuca, socialisto",

"Que alguien clave un piolet en la cabeza de José Bono".

"Pena de muerte ya a las Infantas patéticas, por gastarse nuestra pasta en operaciones de estética".

"En mi escuela pública había violencia y no era etarra sino de retratos de la monarquía encima de la pizarra".

"Prefiero grapos que guapos. Mi hermano entra en la sede del PP gritando ¡Gora ETA! A mí no me venden el cuento de quiénes son los malos, sólo pienso en matarlos".

"Merece también un navajazo en el abdomen y colgarlo en una plaza".

"Que li fotin una bomba, que revienten sus sesos y que sus cenizas las pongan en la puerta de la Paeria".

Si bien sus dichos son fuertes estan basados en hechos reales tal cual se defendió ante el juez que lo acusa. Su posicionamiento politico le jugo en contra, ya que el mismo se considera un militante de izquierdas. Pero en que se basó el juez para condenarlo, pues en los improperios dirigidos as la corona española y a las fuerzas de seguridad rerpresivas. El rey felipe 6° fue denunciado de recibir coimas y de matar elefantes en Africa, entre otros hechos de corrupción. en estos casos se inspiró Hasél para escribir sus canciones. Las manifestaciones a su favor o mejor dicho en contra de su detención han sido masivas y proporcionalmente reprimidas por las policia regional. 

En esos tuits, llamaba, por ejemplo “mercenarios de mierda” a las fuerzas policiales y las acusaba de torturar y asesinar a manifestantes e inmigrantes. Hasel dijo el pasado viernes que no se presentaría por sus propios medios. “Tendrán que venir ellos a secuestrarme”, dijo desafiante en ese momento. Además de realizarse manifestaciones en su apoyo en Madrid y Barcelona, unos 200 artistas, entre ellos Pedro Almodóvar, Javier Bardem y Joan Manuel Serrat firmaron un manifiesto en su defensa.

“La persecución a raperos, tuiteros, periodistas, así como otros representantes de la cultura y el arte, por intentar ejercer su derecho a la libertad de expresión se ha convertido en una constante. Así, el Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado por el contenido de sus canciones. Ahora, con el encarcelamiento de Pablo Hasél, el Estado español se está equiparando a países como Turquía o Marruecos”, dice el escrito.

“Nos hemos unido para mostrar nuestro apoyo a Pablo, exigir su libertad, así como que se expulsen del Código Penal este tipo de delitos que no hacen sino cercenar el derecho, no solo de libertad de expresión, sino de libertad ideológica y artística”, agrega.

A las críticas se sumó Amnistía Internacional, afirmando que “nadie debería ser condenado penalmente por tuitear o cantar algo desagradable o escandaloso”.

Punto de inflexion en este contexto de dictadura global que nos somete a distintas privaciones en nombre de la salud o las buenas costumbres. 

El arte es libertad, por lo tanto no debe ser reprimida y menos por el estado que, en definitiva es la voz del pueblo, en un mundo ideal seria asi. Pero como es sabido los poderes fácticos se apoyan en los gobiernos constitucionales para perpretar sus propios intereses y al que se oponga lo eliminan, sea a traves de la censura en redes sociales, detención o propiciándoles la propia muerte y/o desaparición física. Es lamentable tener que pensar o vivir con el miedo a ser censurado, o lo que es peor, la autocensura artistica.   

Por su parte, desde el Consejo de Dirección de la Universitat de Lleida manifiestan "el apoyo a la libertad de expresión, en línea con las sentencias ya emitidas por el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos", aunque rechazan "que el personal y los estudiantes del edificio tengan que ver gravemente afectadas sus actividades académicas, administrativas y de servicio" debido a la protesta. "La libre circulación y acceso de estudiantes y trabajadores/as a sus lugares de estudio y de trabajo es un punto innegociable que habrá compatibilizar con el también legítimo derecho de protesta (...), que no puede resultar de ninguna manera en riesgos personales ni patrimoniales de la universidad y de su gente", expone la administración del centro académico.

Seguiremos desde cerca este caso para poder presenciar el fin de la censura o su larga vida en las sociedades civilizadas. En Argentina no ha habido un caso notorio, pero se puede ver que desde hace años con el uso de la tecnologia de seguimiento cualquier expresion en contra del estado o alguna figura publica puede ser motivo de represalias. Debido a esta situacion en que lugar quedan las liricas inconformistas de algun sector de la escena hip hop, si cuando la musica que impera es la pasatista y chabacana que impulsan las grandes industrias y sellos discoghraficos. La supouesta rebeldia del rap estaria en vias de extincion. No hay registro de raperos Top que manifiesten las anomalias de los gobiernos citando casos y nombres. Acaso ¿se habra perdido la esencia del rap?. Será que no será más contestatario para ser funcional a los poderes ocultos de los países soberanos. El tiempo es sabio. Pero no podemos permitir que el sistema nos maneje. El rap será libre expresión, sino nada.