Rels B - CLASE G

En estos días lo conocemos como Rels B, y aunque en el pasado haya lanzado música bajo apodos como Rels Beats, Flakk Daniel y Skinny Flakk, hoy vamos a presentarlo por su nombre verdadero: Daniel Heredia Vidal, nacido el 18 de octubre de 1993 en Palma de Mallorca, y uno de los exponentes más sonados del rap y del hip hop en España. Podríamos decir que es una de las más grandes estrellas del género en su país, y que ha estado calando fuerte en Latinoamérica, pero a diferencia de otros artistas a quienes se les da más la imagen de bad boys peligrosos, Rels B es conocido por su toque artístico bastante limpio, con temáticas menos polémicas, y más ligado al R&B, soul latino, funk, así como estilos folclóricos españoles y hasta el rock’n’roll.

Si bien anda regalándonos versos y beats al menos desde el año 2015, no ha sido sino en los últimos 2 o 3 años que nos ha estado conquistando con su estilo inteligente, imaginativo y en constante evolución, en el que se destaca su voz característica, suave, sensual y relajada, así que hoy es un placer reseñar su más reciente producción, La Isla LP, un disco lanzado por sorpresa en medio de la temporada navideña y en donde nos invita a un lugar paradisíaco en donde podamos reflexionar y escapar durante un buen rato de las preocupaciones y la miseria del mundo en pandemia, sintetizado en un 2020 complicado.

Cuando consideramos que Daniel ha experimentado desde el boombap hasta el R&B, llevando este alter ego Rels B hasta el éxito gracias al esfuerzo, la autogestión y la constancia, no nos extraña escucharlo metiéndose en las aguas de la sabrosura latina y de los afrobeats, pues es un experto en sorprender y hacer suyos los ritmos junto con letras personales que hacen que sus seguidores se identifiquen tanto con él, y que lo sigan tema tras tema. Así, toma la isla de Mallorca como base y como una especie de prisión que sirve de telón de fondo para los sonidos tropicales del álbum.

Quizás lo más llamativo de La Isla LP es su ambición anglosajona que busca seguirle los pasos a grandes como Bad Bunny, pero sin imitar ni sacrificar la calidad, la vulnerabilidad ni la introspección. En un documental que acompaña el lanzamiento, Rels B cuenta que los últimos meses de su vida fueron bastante duros mentalmente hablando gracias al encierro, así que esa mirada hacia dentro de sí mismo lo inspiró a buscar nuevas maneras de expresarse, sin irse por el camino obvio y emocional en donde podía haberse solo dedicado a contar su dolor. En cambio, este álbum nos lleva por diversos estados de ánimo (los mismos que sentimos durante la cuarentena) así que ese concepto de prisión y liberación continúa de principio a fin, y cultivado con 10 temas (ninguno de más ni de relleno que sacrifiquen el nivel) que nos lleva de viaje a su islote peculiar.

La producción de Itchy & Buco Sounds ayudan a madurar su sonido, mientras que las letras son dedicadas a la amistad, el amor y al desengaño, mientras otros se encargan de criticar el dinero, la avaricia y la fama en vez de lanzarse una rola capitalista en donde se abanica con billetes entre las nalgas de sus bitches. Decir que el cambio de velocidad es bienvenido es quedarse corto, pues nos hace apreciar la movida del hip hop fuera de los clichés, que si bien entretienen, a veces agotan. En cuanto a features, dos son más que suficientes, con Morad llevándonos un poco al mood más callejero en No Te Imaginas, mientras Kaydy Cain acompaña a Rels en un pegajoso beat de trap chill llamado Culpable que está encendido de principio a fin.

Así, vamos recorriendo la costa del álbum con temas como La Prisión, en donde habla de la fama como algo que te hace el mundo más pequeño, pero que en su caso, no lo ha hecho cambiar; y hasta de llantos vacíos de emociones en Lágrimas de Cocodrilo, que suena como un banger latino para la pista de baile. Libre Sin Dinero es una crítica a esa otra cárcel en donde llueven los billetes y los lujos, pero en donde se olvida lo importante, y la pista que cierra el LP es una de sus mejores hasta la fecha: el recuerdo de una relación rota gracias a la cuarentena y la distancia en La Última Canción.

Con La Isla LP, tenemos a un Rels B en su mejor momento, maduro, sin miedo a experimentar lírica o musicalmente, y sin perder el norte y el estilo con el que lo hemos conocido por un buen tiempo, sin ruidos mediáticos, sin escándalos, sin controversias, y en donde se centra en lo que realmente importa: la música. Y vaya que esta isla nos deja complacidos.

A continuación, nuestro Track by Track de La Isla LP.

1. La Prisión

Escrita por: Omar Alcaide, Escandaloso Xpósito, Hartosopash, Bucofer, Itchyfingaz & Rels B | Producida por: Itchy & Buco Sounds

Comenzamos el viaje con un beat trap elegante y limpio, en donde la isla de Mallorca se convierte en la prisión titular, comparada con un pueblo pequeño en donde todos se conocen y la vida te cambia cuando ganas cierta notoriedad, y con ella problemas y situaciones en las que no te importa estar (Tanta gente detrás de mí / Y yo me siento tan solo). El saxo del final es exquisito.

Letra destacada: Shorty, vámonos de aquí (Oh yeh, oh yeh) / Donde nadie pueda vernos y yo vuelva a ser feliz (Feliz) / Esta fama ya ha cambia’o a unos cuantos (Yo lo vi) / Pero no puede cambiarme a mí (Oh yeh, oh yeh)