¡QUE CASTIGO!

¡QUE CASTIGO!

Por Kevin Dirienso Poter - @kevindpoter

¡Pero que mierda es lo que está pasando en el mundo virtual!. Demasiados algoritmos e información errónea por doquier. De estadísticas no tengo ni idea, pero es muy probable que los jóvenes de hoy pasen horas y horas frente a las pantallas, navegando por las redes como peces en el agua. Y que flor de pescados son quienes se comen la mentira de esos falsos algoritmos que confunden y te hacen creer que te estás informando...

¿Con qué te diste hoy? me preguntan mis duendes internos. Con una alta dosis de hashstags y para peor lo mezcle con lo que Instagram piensa que es el #RapArgentino. Estaba al pedo, con el dedo encendido y me dispuse a "investigar" en esa red social. Sin dudarlo puse #Rapargentino en la lupita y quede estupefacto. Nada, absolutamente ningún resultado de esa búsqueda tenía algo que ver con el rap. Yo, ingenuo, esperaba encontrar artistas nuevos, lanzamientos, novedades, información, etc. sobre mi amado erre a pe nacional y de la nada me encontré con un sinfín de vídeos de batallas, análisis de las mismas, memes sobre ellas, etc. Me choque de frente con una cantidad inconmensurable de cuentas que dicen "difundir la cultura Hip Hop" pero se ve que para ellos empieza y muere en el mundo freestyle. 

Es peligroso "informarte" en una plataforma donde abunda la ignorancia y por supuesto la estupidez de querer enseñar sin saber. Lxs chicxs hacen todo con el celular. Todo, desde un sandwich de mila, unas zapas o un tema nuevo lo tienen a un click de distancia. Eso les da alas, pero sin nunca prestarle atención a su forma de vuelo y la bola de nieve se hace enorme, incontrolable, voluble y nociva. El rap es rap acá y en Hong Kong, la cultura Hip Hop, si bien presenta formas propias, identidades de cada sitio donde se vive, tiene la misma esencia en Argentina que en Estados Unidos. Eso no cambia y por favor no quieran cambiarlo tampoco.

Parecía ser que mi calvario por las redes terminaba ahí... pero no. No contento con dichos resultados me dispuse a ver que respuestas me arrojaba la búsqueda de "HipHop" y vaya sorpresa la mía. Entre cosas importantes, información, datos de color y mucha música, encontré muchas páginas que según su descripción decían "difundir, compartir, amar, vivir, la cultura hip hop". Páginas de esas que hoy abundan y dónde el periodismo pasa desapercibido hablando de Hip Hop mientras todo su contenido era de reggaetoon y trap. ¿Dónde esta el hip hop? ¿Dónde esta la cultura? Vaya el algoritmo a saber.

En fin, lo que empezó por mera curiosidad, termino abruptamente envuelto en confusión, bronca y esa necesidad de vomitarlo en una nota. Que se publique o no es otra historia pero acá estoy sentado escribiendo, desahogándome de tanta berretada que hoy tiene repercusión. Sigo caminando por el lado soleado de la calle, tranquilo, escuchando rap del bueno, y viviendo a mi manera, como diría KRS One de una forma "Rial Hip Hop".